viernes, 31 de julio de 2009

Dinámica partitocrática

Publico a continuación un post realizado en otro blog que describe cristalínamente la dinámica de nuestro sistema (pueden ver el post original aquí, gracias Afrikane):



Nuestro actual sistema electoral propicia que los partidos políticos se hayan convertido en una costra que se superpone sobre la vida de los españoles y que estén desconectados de las preocupaciones de los ciudadanos.

Pondré un ejemplo que, malo como todos los ejemplos, puede servir de ilustración de lo
que digo.

En la provincia de Tarragona el PP tiene un diputado en Las Cortes que se llama Francesc Ricomá. Es diputado porque el aparato del PP le ha colocado el dorsal nº 1 en la lista del PP por la provincia de Tarragona para las elecciones generales, al situarle como cabeza de lista.

Como el PP sólo ha sacado un diputado por Tarragona el que ocupa el escaño en el hemiciclo de Las Cortes por fuerza es el Sr. Ricomá.

Echemos una mirada a los electores del PP en la provincia de Tarragona.

Por cada 20 000 votos a favor de una candidatura en la provincia de Tarragona se obtiene un diputado en Las Cortes. Para tener dos diputados haría falta que los votos destinados al PP fuesen 40 000.

Dado que la mayoría de los votantes tanto de derecha como de izquierda votan visceralmente, su voto es estable y fijo.

Es tanto más estable y fijo cuanto mayor es la incultura de los votantes y la falta de interés por obtener información sobre el comportamiento de los políticos, sobre la actualidad política y económica de España, sobre la reciente Hª de España incluyendo la Hª del siglo XX y en general sobre temas ajenos al fútbol, los toros o similares.

Con frecuencia, aquellos que tienen una cierta información de lo que ocurre en España, cosa que los medios controlados por el gobierno o por los nacionalistas tienen buen cuidado de ocultarnos, y están descontentos con el comportamiento del PP, le siguen votando con el argumento de que no hay a quien votar. Sintiéndose de derechas se creen en la obligación de dar su voto a un partido calificado de derechas aunque su comportamiento no lo sea.

Dado que el PP tiene asegurados esos 20 000 votos y que la posibilidad de obtener otros 20 000 es remota. ¿Cuál es el comportamiento esperable del Sr. Ricomá?

La principal prioridad del Sr. Ricomá, sin duda alguna, será la de asegurarse de que el aparato del partido le siga beneficiando con el dorsal nº 1 para las próximas elecciones.

No sólo eso, si ha aprendido a congraciarse con el repartidor de dorsales, su segunda preocupación será la de que no cambie el repartidor de dorsales. Es decir que no cambie la persona o personas que configura o configuran las lastas de candidatos por el PP a las elecciones generales.

¿Qué supone esto? Supone que el PP está necesariamente anquilosado y el cambio es considerado un peligro por los que se benefician del statu quo.

¿Cuál es el interés del Sr. Ricomá por la provincia de Tarragona? Sencillamente el que le marque el repartidor de dorsales. Ni más ni menos.

Pero aún hay más dado que el elegido con el dorsal nº 2 en las listas del PP por la provincia de Tarragona no tiene ninguna posibilidad de ser elegido candidato, es obvio que tampoco se va a interesar en modo alguno por los problemas de los tarraconenses.

En el caso de la provincia de Tarragona el techo electoral es de un diputado. Por lo tanto el involucrado es el susodicho Sr. Ricomá.

En el caso de la provincia X en la que el PP tenga de manera estable cuatro diputados por poner otro ejemplo. Se repite la historia. De esos cuatro señores el principal interés será el de seguir siendo beneficiados con los cuatro primero dorsales, los cuatro primeros puestos en la lista de candidatos del PP por esa provincia.

Siendo esos sus principales intereses es lógico suponer que sus esfuerzos irán encaminados a ser gratos al repartidor o a los repartidores de dorsales y a protegerle(s) del riesgo de ser removido del cargo de repartidor de dorsales.

Consecuencia. El inmovilismo se refuerza y el aparato del partido vive una vida ajena totalmente a la realidad de los españoles. Eso es posible porque han logrado formar una realidad en la que sólo ellos viven y además viven muy bien.

El mantenimiento del statu quo se convierte en la finalidad de los políticos profesionales y el statu quo se sitúa por encima de los principios y valores, que en principio debían guiar la actuación de los políticos, pero se les ignora [a los principios] en beneficio del mantenimiento de la costra o casta.

Desde el momento en que los principios y valores dejan de ser la guía de actuación del partido (como es el caso del PP) ya vale todo. Ejemplo: en los meses de junio y siguientes del año 2009 el PP está tratando de pactar con los nacionalistas en vistas de alcanzar más cotas de poder y así poder repartir más cargos y tener más admiradores, siendo irrelevante que eso suponga destrozar la ya muy destrozada España.

Téngase en cuenta el poder que supone ser el repartidor de dorsales y “la admiración” que ese poder genera.

Dado que todo conviene que sea confirmado por la práctica, a ella me remito. El único momento a lo largo de los cuatro años en que se acercan los diputados por los distintos pueblos y villas de su provincia es en la proximidad de las elecciones generales. Sin duda para recordar a sus votantes que ellos, los diputables, se van a presentar y que los votantes ya saben a quien deben votar.

Está fuera de toda duda que el ejemplo puesto con la provincia de Tarragona y el PP para las elecciones generales es igualmente valido al 100% para cualquier otro partido y provincia y para cualquier tipo de elecciones, ya sean autonómicas, municipales, generales o europeas.

De donde se deduce que hay que modificar el sistema electoral para conseguir que los representantes del pueblo se interesen por los intereses del pueblo (valga la redundancia) lo que como es evidente no ocurre.

3 comentarios:

  1. Cuanta razón tiene este señor, es evidente que los políticos españoles trabajan más por su partido y por mantenerse a través de estos en el poder, que por los cuidadanos que dicen representar.
    Lo peor de todo es que desde el programa de la clave "500 claves de la transición", no se debaten estos temas que buen favor harían al futuro de nuestro país.

    ResponderEliminar
  2. Por ejemplo, poca gente sabe que el artículo 140 de la constitución habilita que el alcalde sea elegido directamente por los vecinos.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico análisis. Solo tengo un pero. ¿De verdad los "diputables" se acercan a sus electores cuando hay elecciones generales? Yo creo que ni eso. ¿Cuánta gente de provincias sabe siquiera quién es el cabeza de lista por su circunscripción del partido al que vota? Yo creo que no mucha.

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.