martes, 31 de diciembre de 2013

Ley de los tres strikes

Algo que me han hecho llegar y que quiero compartir. Me parece una buena idea, incluso una buena alternativa a la cadena perpetua revisable. 



Hoy me gustaría hablar de la Ley de Los Tres Strikes y no, no me refiero a las leyes aprobadas en Francia contra las descargas en Internet sino a la ley existente en Estados Unidos de la que los legisladores franceses tomaron el nombre, pero no el espíritu.

¿En qué consiste la ley de los tres strikes? Entre 1993 y 1995, veinticuatro Estados y el Gobierno Federal de EEUU aprobaron leyes de "Tres Strikes", que imponen sentencias mucho más duras por repetir delitos, de tal forma que cometer un primer delito grave supone, además de la lógica sentencia, el tener un strike. Si se comete un segundo delito grave, al tener ya un strike la condena se agrava considerablemente (en el estado de California directamente se duplica) y por supuesto se consigue un segundo strike. Si el delincuente con dos strikes en su haber comete un tercer delito queda fuera del juego de la sociedad, al igual que ocurre en el béisbol, juego del que la ley toma su nombre, donde el bateador con tres strikes queda eliminado, lo que a nivel penal se traduce en una sentencia a cadena perpetua.

El concepto es realmente simple. Se establece una lista de delitos que constituyen un strike (delitos graves y violentos) y al delincuente se le viene a decir: “Bien, usted ha cometido un delito grave, ha dañado a la sociedad, ahora cumpla su pena, rehabilítese y siga su camino, pero aproveche la oportunidad de reinserción que la sociedad le da, porque nuestra paciencia y comprensión no es infinita”.

Con la comisión del segundo delito la pena se duplica y el mensaje es claro: “Usted no sólo ha causado graves daños a la sociedad por segunda vez, sino que ha desaprovechado la oportunidad de reinsertarse que le hemos ofrecido, en esta ocasión la pena será el doble de dura y aunque ha demostrado que no lo merece, una vez cumplida esta segunda condena la sociedad le ofrecerá una segunda oportunidad de reinsertarse y terminar sus días como un buen ciudadano. ¡Pero tenga cuidado, nuestra paciencia ya se ha terminado! Si vuelve a cometer un error, y no necesariamente grave, entenderemos que no tiene ninguna voluntad de reconducir sus pasos y que su presencia en la sociedad es un peligro manifiesto para sus conciudadanos”.

Si la tercera falta llega a producirse el Estado considerará que el delincuente, con sus actos, ha demostrado que no sólo es un peligro para con sus conciudadanos, sino que no tiene intención de dejar de serlo, por lo que será condenado a pasar el resto de sus días en una prisión en la que no volverá a causar daño a nadie.

Creo que con esto habrá quedado bastante claro en qué consiste la ley de los tres strikes.

A la hora de valorar una Ley como positiva o no, hay dos cuestiones básicas a tener en cuenta, una totalmente subjetiva que responde a una cuestión de orden moral y personal en que cada persona tendrá que decidir si según su criterio la ley es justa o no lo es, y una segunda cuestión que es la de calibrar su utilidad práctica.

Desde el punto de vista moral mi apreciación personal es que la Ley de los Tres Strikes es justa y da al delincuente exáctamente lo que merece, y no quiero dejar de mencionar que, en mi opinión, cuando un ciudadano sufre una agresión grave por parte de un delincuente que ha sido detenido y condenado por hechos similares al menos en tres ocasiones, las autoridades que lo han dejado en libertad otras tantas veces no están exentas de responsabilidad.

En cuanto a la utilidad de la norma lo mejor es acudir a los datos. Los resultados de esta legislación en California (estado que ha desarrollado la ley de los tres strikes de forma más estricta) son contundentes. La disminución de la criminalidad entre 1994-2000 fue del 42% (índice FBI) y la de los robos con violencia en el mismo sexenio fue de 56%. Asímismo, para el período 1993-1998, mientras Estados Unidos disminuye los delitos en 9,1% en California la baja es de 32,7%, sólo superado por Nueva York, cuyo instrumento permanente es el “Plan Tolerancia Cero”. En efecto, de los cinco estados que más bajan, tres tienen legislaciones de Tres Strikes. Por otra parte, existe evidencia que señala que en los dos primeros años de aplicación la ley evito 400.000 delitos, con un ahorro de 889 millones de dólares a la sociedad.

Es una lástima que en España no se pueda ni abrir el debate sobre una ley de estas características. Nuestra legislación protege los derechos del reo de forma obsesiva y no es que esto esté mal en sí mismo, lo realmente grave es que los derechos de sus víctimas pasadas y potenciales víctimas futuras, que somos todos, han caído en el más absoluto de los olvidos.

La asociación "Tres delitos y fuera" publicó un informe de resultados con motivo del quinceavo aniversario de la implantación de la ley en el que, entre otras cosas, podemos leer que en este tiempo la ley de los tres strikes ha ahorrado a los ciudadanos de California un promedio de 1.000.000 delitos graves o violentos cada 5 años, y ha impedido que 10.000 californianos fueran asesinados desde su aprobación en 1994.
 

Descenso en las tasas de crímenes violentos
en ciudades con la ley del Tercer Strike
(1.994- 2.003)

2 comentarios:

  1. Pues no está mal el sistema, no señor. Naturalmente eso es ciencia ficción en un paraíso para delincuentes como España.

    PD: perdona que te "endiñe" otro enlace; no suelo meter estas cuñas en blogs ajenos, y aquí ya llevo dos seguidas... pero es que los artículos encajan que ni pintados ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.