domingo, 17 de febrero de 2013

Realidades paralelas

Sujeto A: Tiene 21 años y está estudiando una ingeniería en la universidad. Por las tardes planifica el negocio que tiene en mente.

Sujeto B: Tiene 21 años y está estudiando económicas en la universidad. Por las tardes acude a la sede de las juventudes de su partido, en las que se ha inscrito hace poco.

Un año después

Sujeto A: Acaba de inaugurar su proyecto de negocio. La inauguración fue ayer, una inauguración un tanto pobre: Unas pizzas y cocacolas. No puede gastar más: Ha pedido un crédito de 30.000 euros al banco. Si el negocio no funciona, estará en la ruina.

Sujeto B: Está que se sale. El pleno del ayuntamiento acaba de aprobar la nueva regulación en cuya redacción ha participado. Está orgulloso, ha contribuido a cambiar el mundo.

Año y medio después


Sujeto A: La maldita nueva regulación casi lo lleva a la ruina a penas dos meses después de abrir su negocio. El negocio parece que empieza a funcionar. El boca a boca funciona y los clientes están encantados. La carga de trabajo va en aumento y va a tomar la segunda decisión más importante de su vida: Contratar a su primer empleado. Es una decisión difícil: Si no elige a la persona correcta supondría la quiebra de su negocio, del que aún debe devolver 25k€ del préstamo más intereses. Pagar esos 5.000€ primeros euros ha costado esfuerzo, pero está ilusionado. Al empleado no va a poder pagarme más de 800€ al mes. Hace unos meses instaló una pequeña nevera y un microondas para llevar la comida de casa en un tupper y así ahorrar tiempo y dinero.

Sujeto B: Acaba de ser elegido diputado. Ha sido difícil llegar hasta allí. Ha tenido una dura pugna con otro militante de las juventudes, se han tenido que dar muchos codazos, pero al final consiguió que le colocaran en el puesto 10 de la lista, su rival le pusieron en el puesto 11. Si le hubieran puesto en el 11 no hubiera salido elegido. ¡Por fin! Esta misma mañana le han ingresado la asignación mensual de 800€ por concepto gastos de alojamiento y manutención. Por cierto, ¡Hay que ver lo rica que está la comida subvencionada del restaurante del parlamento!


Final de la historia (gracias ledshopmadrid.es por completarla):

El sujeto B contrata a la empresa del sujeto A, le deja sin pagar la factura "solo son 18 meses piensa el Sujeto B", el sujeto A se va a la quiebra, deja de pagar a su trabajador y ambos se quedan en la ruina, mientras el sujeto B tiene coche oficial de 300.000 euros, secretaria, mayordomo, despacho de 400 metros cuadrados recien reformado por tan solo 400.000 euritos, sueldo de 3000 al mes por no hacer nada y aparte de las comisiones que se lleva en B....

Un año mas tarde, el banco embarga al sujeto A su casa que tanto esfuerzo le costo, porque entre el pasivo del credito y los intereses, no puede pagar y menos aun sin trabajo.... Acaba comiendo en caritas y malviviendo en casa de sus padres en el mejor de los casos.

Este es el final de unas 120.000 empresas al año durante el periodo 2008-2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.