sábado, 16 de febrero de 2013

Políticos profesionales

El político profesional o profesional de la política es la lacra de España. Personas que no se les conoce que hayan tenido nunca otra ocupación más que el partido. Personas que llevan saltando de un cargo político a otro toda su vida desde los 15 ó 20 años, personas que nunca han pasado por procesos de selección ni que han tenido que seleccionar personal, que no han estado en paro durante algunos periodos, que no han creado una empresa (a lo sumo alguna tapadera para sus corruptelas), que no han tenido que buscar clientes, cumplir plazos, diseñar productos, solucionar problemas de ingeniería, dirigir equipos de profesionales, llevar la comida al trabajo y recalentarla en tuppers,... son quienes están tomando decisiones para una realidad que desconocen y de la que son completamente ajenos.

No conocen otra realidad que no sea la de su partido, que dicen o hacen cosas como personajes de gran hermano para asegurarse estar perpetuamente presente en los mass-media y ven a las instituciones como un patrimonio personal.

Políticos con carreras profesionales que un día deciden ponerse al servicio de los ciudadanos durante una o dos legislaturas, solamente pueden ser encontrados en pequeños municipios en los que el alcalde o concejal tiene su forma de ganarse la vida.

Esperanza Aguirre pide que los cargos políticos tengan una experiencia profesional en el sector privado... y una tormenta se desató por una condición que debería ser la norma habitual, y no la excepción. Nadie tendría que poder acceder a un cargo político sin haber trabajado previamente 15 años en el sector privado. Y nadie debería ocupar según que cargos si antes no ha creado una empresa con sus propias manos. Estas declaraciones están vinculadas con otras declaraciones de Ana Botella, que proponía suprimir las juventudes (declaraciones curiosas proviniendo de alguien cuyo principal mérito ha sido ser la mujer de un ex-presidente).

Y estoy de acuerdo: Las juventudes de los partidos se han convertido en la academia de los partidos y solamente sirven lavar cerebros y formar los políticos profesionales que en el futuro sirvan al partido, y filtrar a aquellos con ideales que no son capaces de aceptar las consignas de la dirección sin rechistar, que suelen terminar abandonando el partido. Beatriz Talegón bonita por abrir la boca (suponiendo que lo que dijeras es lo que piensas y no sea una maniobra de imagen) no tendrás ningún futuro en el PSOE. Hoy solamente se afilian a las juventudes trepas que espera vivir del partido y harán todo lo necesario para ganar puntos, o ingenuos.

Esto necesariamente ha llevado a una espiral de decadencia: Cuanto peor huelan los partidos menos gente decente, inteligente, despierta, honrada, innovadora,... se sienten atraídos por los partidos, lo que lleva a que los partidos cada día están más oxidados, lo que lleva a más marujeo, ruido, y mal gobierno.

Esta dinámica tiene gravísimos efectos colaterales como el altísimo paro: Aquí el universitario está pensando en que partido afiliarse o que oposiciones preparará (como Mariano Rajoy), frente a otros países en el que el universitario está planeando el negocio que va a montar o el producto que va a desarrollar.

Los partidos necesitáis una urgente regeneración integral. Y desde luego que no, no penséis que la regeneración está completada por publicar vuestras declaraciones de la renta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.