viernes, 25 de noviembre de 2016

Derecho a decidir

Los recojenueces y sociatas acuerdan recoger el derecho a decidir del pueblo vasco en el acuerdo de investidura. Solo puedo decir una cosa: ¡Por fin! ¡Por fin va a llegar el día en que podré decidir mandar a la mierda al puto euskera, la privatización de las radiotelevisiones públicas o la privatización de los partidos.

Y para ejercer mi derecho a decidir propongo un referéndum con las siguientes preguntas:

Televisiones públicas:
  • Quiero seguir manteniendo con mis impuestos a las inútiles y carísimas televisiones públicas
  • Prefiero privatizarlas y que se destine ese presupuesto a otros fines más necesarios
Puto euskera:
  • Autorizo a que el estado me de la tabarra y me "normalice", reconozco que soy "anormal" y que necesito un ejercito de lamesubvenciones que me ayuden a ser normal
  • No autorizo al estado a que me "normalize" ni a que gasten mis impuestos en "normalizarme", ni a mantener al lobby del euskera. Será anormal vuestra puta madre

domingo, 13 de noviembre de 2016

Oficialidades: Euskera vs lengua de signos

Los nacionalistas suelen responder como forma de finalizar una discusión, que el euskera es oficial. Curiosamente cuando se les señala que son españoles (les encanta decir que no son españoles) se sienten ofendidos. Pero vayamos al grano.

Es cierto que el puto euskera es un idioma oficial, ¿Alguien lo niega? Pero a ellos se les olvida que desde hace cerca de una década también lo es la lengua de signos, y no les veo dando el coñazo organizando carreras en favor de la lengua de signos, creando modelo educativo S en lengua de signos, presión para que los padres matriculen a sus vástagos en el modelo S, campañas publicitarias instando a follar en lengua de signos, otorgar muchísimos puntos a los funcionarios que sepan lengua de signos, conceder exenciones de años a los funcionarios para que aprendan lengua de signos, amenazar con multar a las empresas que no obliguen a sus empleados a aprender la lengua de signos, instar a la población a vivir en lengua de signos, responder que si te opones a todo esto eres un enemigo de la cultura, recordar el derecho de los ciudadanos a ser atendidos en lengua de signos, etc.... nada, absolutamente nada, ni siquiera mencionan la lengua de signos, como si no existiera, a pesar de ser tan oficial como su puto euskera.

Luego no pretendáis vender la moto: El euskera con embudo no es una consecuencia de la oficialidad, sino que la oficialidad se creo para justificar euskera con embudo. De lo contrario haríais lo mismo con la lengua de signos.