viernes, 20 de mayo de 2016

La ruleta rusa

Ciudadanos prometió que apoyaría al candidato del partido más votado. Unas pocas semanas después, pasadas las elecciones, se puso a negociar con el candidato del segundo partido más votado. ¿Cuando lo prometió estaba mintiendo? ¿Por qué lo prometió si no tenía intenciones de cumplirlo? Al fin y al cabo nadie le obligó ha hacer esa promesa.

Potemos decía que el PSOE es la casta y que la división izquierda-derecha era una clasificación del pasado. Meses después afirma que el PSOE es un aliado y que quiere conformar lo que denomina "frente de izquierdas". ¿El PSOE ha dejado de ser casta? ¿O es que potemos ahora es parte de casta?

El PP decía estar en contra de las subidas de impuestos. Semanas después, tras llegar a la Moncloa, sube los impuestos.

Una tipa bastante prepotente y borde que ocupó las portadas de los mass-media durante unas semanas, dijo insistentemente que no entraría a formar parte de IU. Días después anunciaba que entraba a formar parte de IU.

Los políticos os quejáis de que el populacho os veamos como mentirosos, poco fiables, vendedores de crecepelos,... Lo difícil es no tener esa opinión. Porque no estamos hablando de un plazo de una década, ni tampoco de cambios menores (como aceptar que un delito sea castigado con año y medio en lugar de dos años), sino cambios de 180º en los puntos principales del discurso de la noche a la mañana. Al final votar es como jugar a la ruleta rusa.

Tener un trabajo fijo y seguro es un concepto del siglo XIX

"Tener un trabajo fijo y seguro es un concepto del siglo XIX" - Juan Rosell, Presidente de la CEOE
Cuando lo he leído me he quedado con la boca abierta. Será un concepto del S. XIX, pero no le veo renunciando a un contrato fijo y seguro como presidente de la CEOE. ¿O nos va a decir que hace contratos diarios?  Y aún no siendo yo historiador, creo que se equivoca de siglo.

 Y añade que

que en el futuro habrá que ganárselo todos los días 
No se él, pero yo tengo que ganármelo todos los días. Todos los días tengo que demostrar que sigo siendo apto para el trabajo que ocupo.