viernes, 18 de septiembre de 2015

Respuesta del Alcalde de Antibes Francia a un musulmán de su pueblo

Los padres musulmanes piden la supresión de la carne de cerdo en los comedores de las escuelas de Antibes. El alcalde ha rehusado categóricamente, enviando una nota a todos los padres para explicarles el porqué.
Para que los musulmanes comprendan que deben adaptarse a Francia, a sus costumbres, a sus tradiciones, a su modo de vida, ya que son ellos los que han elegido emigrar.
Para que comprendan que deben integrarse y aprender a vivir bien en Francia,
Para que comprendan que son ellos los que deben modificar su modo de vida, y no los franceses que los han acogido generosamente
Para que comprendan que los franceses no son xenófobos ni racistas, puesto que han aceptado a numerosos emigrantes antes de los musulmanes (al contrario que los musulmanes, que no aceptan a los extranjeros no musulmanes en sus paises)
Que los franceses, como otros muchos países, no piensan renunciar a su identidad, a su cultura, a pesar de los golpes de los internacionalistas,
Que si Francia es una tierra de acogida, no es la ministra Aurélie Filippeti quienes acogen a los extranjeros, sino el pueblo francés en su conjunto,
Que comprendan al fin que en Francia, con, y no a pesar, de sus raíces judeo-cristianas, sus árboles de Navidad, sus iglesias, y sus fiestas religiosas, la religión debe quedarse en el estricto dominio privado, y la alcaldía tiene razón cuando rehúsa todo compromiso con el Islam y su ley la sharia.
Los musulmanes a los que la laicidad molesta, y que no se encuentren bien en Francia, les recuerdo que existen 57 magníficos países musulmanes en el mundo, la mayoría de ellos medio poblados, que estarían dispuestos a recibirlos con los brazos abiertos para respetar la ley de la sharía.
Si habéis dejado vuestros países para venir a Francia, y no para ir a otros países musulmanes, es que habéis considerado que la vida en Francia es mejor que en otros lugares.
Preguntaros sólo una vez: ¿Por qué se está mejor en Francia que en el lugar de donde venís? La cantina con carne de cerdo forma parte de la respuesta.
Si es como dice el artículo (padres islamistas que exigen retirar la carne de cerdo del menú del colegio) es completamente inaceptable, y debería abrir un debate (abra que prepararse para un fuerte rechazado por parte de los onegetas con la acusación de xenofobia) sobre la integración de los inmigrantes, en especial los musulmanes. No tengo problema con que pidan un menú específico para ellos en función de sus creencias religiosas (dado que no es por razones médicas, el sobrecoste deberían pagarlo ellos). Lo que es completamente inaceptable es que exijan que los demás no puedan comer carne de cerdo porque ellos no pueden por sus supersticiones, que en el fondo no están más que exigiendo imponer sus creencias religiosas al resto de la población. ¿Donde está Esteban Tabarra? ¿Donde está SOS Cinismo? Porque esta es una absoluta muestra de intolerancia religiosa por parte de los musulmanes.

Me parece muy bien que no haya cedido, porque si cede, al día siguiente estarán reclamando otra imposición más de sus creencias (mañana, que las mujeres no puedan ir con pantalones ajustados o falda corta, el otro, que no se bañen junto con hombres en las playas y piscinas,...). Tenemos un problema serio de integración, no se si con todos los inmigrantes musulmanes o una parte.

Si tanto les molesta las costumbres occidentales, pueden irse cuando quieran, que no están obligados a venir a occidente.

Entradas relacionadas

2 comentarios:

  1. Una excelente lección del francés. Y que se extienda por el Mundo occidental para que entre en las molleras de esos musulmanes medio analfabetos que creen tienen derecho a todo en los países democráticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Integrar a los inmigrantes no es darle pisitos y paguitas en cuanto pisan territorio nacional como defienden los onegetas o los "anti-"racistas (con la picaresca española, me hace sospechar que hay mordidas),... Eso es malacostumbrar, e incentivar que no se integren. Por integrar quiero decir convertirse en poco tiempo en uno más de la sociedad de acogida. Y no, no significa que el musulmán tenga, por ejemplo, que comer cerdo para integrarse, significa que debe aceptar que si bien el no come cerdo por sus creencias religiosas, el resto de la sociedad si lo hace, y que tendrá que acostumbrarse a ello le guste o no. Porque a diferencia de su sociedad de origen, aquí existe, entre otros, libertad religiosa, incluyendo poder ser ateo. Y que si no es capaz de amoldarse a esta realidad y aceptarla con normalidad, que se vaya, que no está obligado a venir a occidente.

      Desde hace muchos años planteo la misma pregunta: ¿Para qué vienen a occidente si no tienen la intención de cambiar sus costumbres? Si no tienen la intención de cambiar sus costumbres y normas sociales, seguirán igual. Estarán en otro país o continente, pero seguirán igual.

      Eliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.