domingo, 24 de mayo de 2015

Mi colegio electoral: Involución y adoctrinamiento

Hacía unas cuantas elecciones que no votaba. Hoy he acudido a votar en mi colegio electoral de toda la vida. Lo que hoy he visto en el colegio electoral me ha dejado de piedra.

Me he sentido como en otro planeta: El pasillo adornado con guirnaldas de ikurriñas, todos los carteles escritos en euskera (ni uno solo escrito no ya solo en castellano, sino ni siquiera en inglés), carteles de parafernalia nacionalista,... Si esto es en un barrio de Bilbao, no quiero imaginarme como será en la euskadi profunda.

En 80 años parece que no hemos avanzado ni un ápice y que la escuela sigue siendo usada para el adoctrinamiento nacionalista.

2 comentarios:

  1. Qué verguenza. Es intolerable que se permitan salas de votación tal cual las describes. No tengo idea de cómo estaría la que me corresponde porque hace 15 años que no voto.

    ResponderEliminar
  2. O se decora como un instituto o como un batxoki, pero las dos a la vez no puede ser.

    Porque entiendo que pudiera habar alguna presencia de ikuriñas, al fin y al cabo - además de ser la bandera oficial de la autonomía - representa una religión muy extendida por estos lugares (Y aún así sería muy discutible, ¿Acaso debe existir crucifijos en los institutos públicos?) Pero de ninguna forma hay justificación para semejante profusión de parafernalia nacionalista.

    Posters con la tabla periódica de los elementos, con las cristalizaciones, de minerales, la pirámide alimenticia, una fotografía de Einstein, frases célebres,... es una decoración adecuada para un centro de enseñanza.

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.