viernes, 19 de septiembre de 2014

Cangrejos franceses, rusos y españoles

Un vendedor de cangrejos tenía tres grandes barreños llenos de cangrejos vivos, ofreciendo su mercancía al público. Dos estaban tapados y uno descubierto. Llegó un comprador y dijo que quería comprar. El vendedor destapó un instante uno de los recipientes tapados para que se viera la mercancía y dijo "Estos son rusos"; destapó después el otro y dijo "Estos son franceses"; por ultimo mostró el recipiente sin tapadera y dijo "Estos son españoles". El cliente, intrigado, preguntó: ¿Por qué los rusos y los franceses están tapados y los españoles no? La respuesta del vendedor fue sorprendente: "Los rusos y los franceses se escapan, pero los españoles nunca se escapan". El comprador preguntó que por qué ocurría eso y el vendedor dijo: "los rusos y los franceses se colocan unos encima de otros y así logran llegar hasta el borde y escapar, pero los españoles, cuando uno se sube para escapar, los demás le tiran de las patas y le muerden para que no lo consiga. Los españoles son cangrejos envidiosos".

Fuente

1 comentario:

  1. Buen ejemplo de las "bondades" intrínsecas de nuestro paisanaje.

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.