viernes, 9 de mayo de 2014

Normalizando....

Sigamos con identitarismos ....

Los taurinos, con Esperanza Aguirre como abanderada, piden la protección por ley de la tauromaquia. Pero planteemos una sencilla pregunta: Si la tauromaquia fuera una práctica mayoritaria y generalizada entre la sociedad española, ¿Pedirían su protección por ley? La respuesta creo que es clara: No. Por tanto su problema es que no toleran que la mayoría de la población pase de la tauromaquia. Consideran inaceptable que la gente teniendo libertad tome esa decisión, por lo que piden al estado que intervenga, y que les permita meterse legalmente en los cerebros del resto de las personas. Estamos ante el mismo esquema mental que otros grupos fundamentalistas como el de los normalizadores lingüísticos.

El problema de esa visión fundamentalista es que aunque la declaren bien de interés cultural por ley, la tauromaquia seguirá siendo una práctica minoritaria. Con este reconocimiento legal no van a ganar ni un solo adepto más a la tauromaquia, por el contrario muchos de aquellos que hasta el momento se habían mostrado indiferentes decidirán pasar al bando antitaurino. Pero o prefieren ignorarlo o les da igual, porque lo más importante de esta nueva situación legal es que les permitiría dar nuevos pasos que de otra manera no podría dar: Podrán exigir cuantiosas subvenciones con el consiguiente boom de entidades dedicadas a "proteger" la tauromaquia (vividores), podrán exigir que el estado de la lata con la tauromaquia a quienes no les interesa la tauromaquia, podrán reclamar el derecho a meterse en los curriculums escolares, podrán exigir que los escolares sean llevados a corridas de toros igual que se les lleva a museos, hacer frente a los antitaurinos argumentando que estos quieren destruir la cultura, ante las críticas a las subvenciones a las nuevas entidades protaurinas emplear argumentos demagógicos tales como "¿Porque no exiges que quiten las subvenciones a los museos?".

1 comentario:

  1. Creo que la gran masa actual de vecinos que residen en España, sean de Valencia o de Logroño, pasan olimpicamente de los toros y más de su defensa o rechazo. No interesa más a que los pocos que se ilusionaron de niños con la PARAFERNALIA que se monta con una corrida.

    La señora Aguirre dirá misa pero fuera de las disputas políticas (tal como sucede en Cataluña que lo usan como arma contra el españolismo), el espectáculo ya no arrastra más que a jpos y parecidos turistas que van a ver algo insólito.

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.