viernes, 31 de enero de 2014

Una vuelta de cuerca más

En estos días la clase política ha dado un paso cualitativo: El gobierno de Valencia está sometiendo a interrogatorios a los empleados públicos en busca de aquel que está sacando a la luz trapos sucios, algo más propio de un estado totalitario que de un gobierno democrático.

Por otro lado el PNV, firme defensor del derecho a decidir, a anunciado que tiene intención de decidir como y de que forma los niños pueden divertirse en los recreos. La obsesión de la clase política por controlar cualquier aspecto de la vida de los ciudadanos no tiene límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.