sábado, 6 de julio de 2013

Una historia de caracoles

Supongamos que llega al poder un sujeto aficionado a los caracoles guisados. Hasta aquí nada excepcional: Hay personas a los que le gusta los caracoles, los hay que no le gustan, otros que no se atreven a probarlos,... Pero este sujeto tiene algo que le diferencia del resto de aficionados a los caracoles guisados: Considera que al resto de la población debe tener la misma afición por los caracoles guisados que él.

Por este motivo se crean varios canales de tv públicos dedicados en exclusiva al caracol. Hace obligatorio en los colegios comer caracoles varias veces a la semana. Crea una asignatura para que los escolares aprendan recetas con caracoles. Hace obligatorio en las posiciones que los candidatos tengan que saber preparar al menos 6 recetas con caracoles. A los actuales funcionarios les concede excedencias de varios años para que aprendan todo sobre los caracoles. Surgen departamentos del caracol en todos los rincones del estado. Se riega de subvenciones a las organizaciones vinculadas al caracol, surgiendo un boom de nuevas organizaciones cada cual más radical. Se insta a los ciudadanos a que debe gustarles los caracoles. Se ponen en marcha ingeniería social para "normalizar" el consumo de caracol.

Es comprensible que con el tiempo mucha gente que antes mostraba indiferencia ante el aspecto culinario del caracol, con el paso de los años vaya adquiriendo un hartazgo, creciendo su hostilidad hacia cualquier cosa vinculada a los caracoles. Ante esta reacción el sujeto "normalizador" sostiene que el "normalizado" tiene un odio ideológico hacia los caracoles.


2 comentarios:

  1. El problema no es que un sujeto aficionado a los caracoles llegue al poder y quiera imponerlo.

    Al menos, en Catalunya, LA SOCIEDAD civil, los ciudadanos de a pie, somos los que estamos EXIGIENDO a nuestros políticos que incluya todo lo relacionado con los catalanes.

    A ver si os queda claro. Somos la voz del pueblo los que estamos haciendo caminar a los políticos hacía el derecho a decidir.

    ||*||

    ResponderEliminar
  2. "Todo lo relacionado con los catalanes"... Déjame adivinarlo: Tu eres de los que deciden que es lo de los catalanes y que no lo es. Tranquilo, la historia está llena de gente como tú: Nazis, fascistas, franquistas, vasquistas,... Todos igualitos, igual de liberticidas, puteando al que no piensa igual, envolviéndose en banderitas,...

    Ya lo he dicho: Estamos asistiendo en directo al nacimiento de un nuevo estado fascista.

    Viva el hombre libre. No más franquismos ni vasquismos.

    Si derecho a decidir es lo que exijo: Quiero que el estado deje de imponerme normas culturales (como el mandito batua o la asquerosa tauromáquia), quiero decidir si quiero mantener con mis impuestos a los partidos, quiero decidir que quiero quitarme de encima a este elenfantiasico estado lleno de rajoyes, rubalcabas, arturos máses, urkullus, eres fraudulentos, mafias pujoles, urdangarines,...

    ResponderEliminar

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.