domingo, 19 de julio de 2009

Los trajes del camps

Vaya por adelantado que con este post no salgo en defensa del Camps (véase post "invita la casa"), sino todo lo contrario.

La autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses.

Artículo 426 del código penal.

El delito lo cometió al aceptar - presuntamente - unos trajes de regalo. En función del artículo, si no pagó los trajes entiendo que cometió delito.... como cientos o miles de cargos políticos han cometido: el que acepta una estancia de un fin de semana de un constructor, el médico que acepta un regalo de una farmaceutica, el policía que acepta que un bar le invite todos los días a un café. Esto ocurre todos los días y sin embargo no se monta este escándalo.

Por cierto, sobre lo de las anchoas que regala el presi de Cantabria hay que aclarar que dudo mucho que las regale él, seguramente habrá pasado la factura a los contribuyentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El propietario del Blog elude toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.

Este blog pasa a moderación. Pueden pasar bastantes días hasta su publicación.

Este es un espacio libre de euskera. Como zona libre de euskera, no será publicado ningún comentado escrito en el puto euskera.