sábado, 13 de septiembre de 2008

¿Educación para la ciudadanía?

Este vídeo es una de las razones por las que la llamada Educación para la ciudadanía no es tal. Es imposible que un estado forme ciudadanos, por la sencilla razón de que al frente del Estado hay políticos.



En la práctica asignaturas de este tipo (como la de formación para el espíritu nacional de Franco) se convierten en la ideología oficial, ideología que el alumno ha de aceptar (o hacer creer al Estado que lo ha hecho) ya que en caso contrario el Estado le pondrá zancadillas en su vida. Ya se ha anunciado que aunque se permitirá al alumno paras de curso con cuatro asignaturas suspendidas, no se permitirá pasar de curso si no aprueba esta signatura.

Por otro lado esta asignatura implica entrar en la misma dinámica que los nacionalismos: no hay vascos a secar, hay mejores y peores vascos. El Estado nos evalua a los ciudadanos y determina que ya no somos simplemente ciudadanos, sino que hay mejores y peores ciudadanos, en función de nuestra adesión a la ideología oficial. Ya es oficial: los malos ciudadanos no podrán pasar de curso ni ir a la universidad.

Y llegando a este punto todo es posible..... 1984 cada vez está mas cerca.

Los políticos se meten en nuestras casas

Leo la siguiente titular en la web del ayuntamiento de Bilbao: EL ÁREA DE EUSKERA INICIA UNA CAMPAÑA PARA FOMENTAR EL USO DEL EUSKERA EN EL ENTORNO FAMILIAR

¡Ahora quieren meterse en nuestras casas a sugerirnos que idiomas debemos que hablar! Eso si, que nadie se meta en la vida privada de los políticos.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Plan Ibarretxe

1 - Ibarretxe es un político profesional, como tal presenta una ley que sabe que va a ser recurrida al TC y sentencie lo que sentencie el TC, él gana:

- Si le dan la razón: El se pone una medalla, por fin hay democracia (lo que otros llamamos partitocracia), se ha echo justicia, etc..
- si se lo declaran anticonstitucional: Se hace la víctima. No hay libertad, el tribunal está politizado, no hay democracia, etc..

2 - Ibarretxe
no está en la mejor condición de quejarse de la politización de la justicia (un servidor sí). No parece haberle molestado que el PNV tenga un vocal en el CGPJ (por el acuerdo llamado pacto por la justicia). NO ha hecho nada por implantar una separación real de poderes.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Televisiones públicas

Siempre me he preguntado - y en la actualidad más aún - cual es exactamente la utilidad de las televisiones públicas en pleno siglo XXI, existiendo la TDT y sus más de 20 canales; Internet con sus diarios digitales, blogs, podcasts; la radio, etc...

Argumentan que la televisión pública tiene una función social, función social que según ellos no tienen las televisiones privadas ya que responden a la malvada ley del mercado, algo que por supuesto es injusto y antisocial. Dicho de otra forma, les parece bien y justo que sea un individuo (un político) quien decida cual es la programación y les parece mal que sea la sociedad quien lo decida cuando los individuos deciden ver una programación y no otra (ley del mercado). ¿Para que sirve producir un programa que tiene "interés social" si nadie lo ve?

Esto mismo es extrapolable al cine "español", solo que en este caso se decide indirectamente que película se produce y cual no en base a decidir si se subvenciona o no la película.

Hoy en día todo grupo social que intente transmitir su opinión lo hace a través de Internet, no intentan buscar un espacio en las televisiones públicas. Las televisiones públicas solo tienen un interés, interés político: permite tener unos cuantos cargos políticos más donde encajar a los del partido de turno y además se puede usar como órgano de propaganda política que le sale gratis al partido en el poder. ¿Para que queremos seguir pagando unas televisiones públicas que solo sirben a

Pero habría que ir más allá de la privatización de todas las televisiones públicas, también hay que replantearse el sistemas de concesión de licencias de emisión, que dejan en manos de una decisión política que televisiones o radios pueden emitir o no, por lo que si alguna quiere dar información que al político de turno no le gusta, solo tiene que no renovarles la licencia y la censura legal se activa.

Y ahora yo pregunto: ¿Que mayor interés social puede tener que privatizarlas y que la sociedad dejemos de sostenerlas con nuestros impuestos y que por tanto nos quiten menos dinero de nuestras nóminas?.